3 mar. 2013

La revolución y Belinda Miraflores, de Teresa Domingo Català, Ediciones Irreverentes


La revolución, de Teresa Domingo, es una divertidísima obra, mezcla de Tom Sharpe y de Alonso de Santos, servida con gotas de esperpento de esta España cañí que no cambia. El protagonista es Apolonio, un vendedor de seguros que es detenido por error y confundido con un terrorista. Un inocente detenido por la policía, un bulo creado por un preso sarcástico y un teniente iluminado, expandido por una Maruja con delirios de grandeza y por comentaristas televisivos descerebrados, harán que España tiemble. ¿Es una nueva conjura islámica? No se sabe; España huye y saquea supermercados. Comedia que hará reír al lector a carcajadas, destinada a ser un éxito en los escenarios. Es una reflexión, en clave cómica, sobre la manipulación informativa, sobre las mentiras del sistema, sobre lo desprotegidos que estamos los ciudadanos en cualquier régimen político. Esta obra la inspiró la detención y prisión de dos anarquistas, compañeros de ideología de la autora.
Belinda Miraflores es una comedia de salón sobre el mundo literario, tomando como excusa a una escritora de cuentos infantiles y a su marido guardabosques que busca la sonrisa cómplice del lector desde posturas intimistas. ¿Es posible el entendimiento en la pareja? ¿Se puede asistir a una reunión social en la que se declama poesía? ¿Entienden los hombres a sus mujeres y las mujeres a sus hombres? Al final, el decorado que es la sociedad hace aguas y los amores no son lo que parecían. La relación de la autora con el mundillo literario provinciano inspiró esta obra de teatro.