23 feb. 2015

HOY lunes, 23 de febrero, 19 h, en Casa del Libro de Fuencarral 119, Ediciones Irreverentes presenta 2 comedias: "Sicilia" y "Todos somos belgas"

Amante del teatro, HOY lunes, 23 de febrero, a las 19 h, en Casa del Libro de Fuencarral 119, (Madrid) Ediciones Irreverentes presenta 2 comedias de esas que te hacen salir con una sonrisa en la boca. Las comedias: Sicilia, de Julián Rodríguez Gallego, y Todos somos belgas, de Miriam Segura, Con la participación de un grupo de actores que harán lecturas dramatizadas de ambos textos, de Javier Segura, delegado diocesano de enseñanza de Getafe, y el escritor y editor Miguel Angel de Rus.Habrá risas seguras.



SICILIA, de Julián Rodríguez Gallego.
Sicilia nos ofrece un nuevo planteamiento sobre el cuento El traje nuevo del emperador, también conocido como El rey desnudo, de Hans Christian Andersen. Julián Rodríguez Gallego nos presenta a un rey cuya visión de la realidad es la propia de alguien que tiene demasiado poder y cree merecerlo todo. Entre sus merecimientos está, como es lógico, el vestuario más lujoso. Nada le parece poco si es para él. Y como sucede habitualmente con los poderosos, todos cuantos trabajan para él le dan siempre la razón, le alaban, asienten, aunque en verdad piensen que el rey ha enloquecido. Gaya, marqués y sobrino del rey; el ministro Pulido, el duque de las Salinas y el Conde de Montellano, personajes débiles y mezquinos que son expuestos y enjuiciados desde el humor y la ironía, pero también desde la compasión, para someterlo al más ingenioso de los engaños.



TODOS SOMOS BELGAS, de Miriam Segura.
Todos somos belgas es una sátira coral sobre la institución de la enseñanza, reflejada en los profesores del colegio Eddy Merckx y en sus dudosos, aunque cómicos, métodos.
¿Qué conoce el común de los mortales sobre Bélgica, además de la cerveza y el chocolate? Los protagonistas son profesores normales, gente correcta capaz de comer yogures y de entonar con orgullo y como si las sintieran frases del himno belga como "¡El cañón ha abatido al Orange, bajo el árbol de la libertad!" o "Ahogó en sangre patriota al Orange, bajo el árbol de la libertad." Hermandad ante todo.
Cuando vengan los belgas al colegio, habrá que demostrar el suficiente amor a la patria de los propietarios del centro. Y en todo caso, sea la belga o sea otra bandera, no es aconsejable limpiarse con una bandera, porque hay gente muy susceptible.



Enlaces a las obras

Todos somos belgas http://www.edicionesirreverentes.com/teatro/Todos_somos_belgas.html