18 nov. 2014

Entrevista a Julián Rodríguez Gallego, autor de "Sicilia"

P. – Usted es actor, ¿qué le ha llevado a escribir una obra de teatro?
R.-Sobre todo la necesidad, también el placer, por supuesto, me he divertido mucho escribiéndola, pero cuando has estado encima de un escenario y por los motivos que sean, llevas un tiempo sin hacer teatro, es tal la añoranza que sientes,  que necesitas seguir vinculado de alguna manera, como sujeto activo, claro, al teatro y entiendo que escribir una obra es una de las mejores formas de conseguirlo.

P.-¿Qué puede aportar un actor al escribir?
R.- Ha habido muchos actores que han escrito; no pocos, como es bien sabido, escribían las obras que luego representaban ellos mismos en el escenario. Sin duda un actor puede saber qué le interesa al espectador, sabe cómo se construye un personaje, cuál  es el ritmo que ha de tener determinada obra…En mi caso, que tengo una cierta trayectoria como actor de teatro, y además he trabajado para niños y jóvenes, un público  al que hay que interesar  durante toda la representación o pierdes enseguida su atención, creo que ese conocimiento y esa experiencia me han servido mucho a la hora de escribir Sicilia.         

P.- Pero usted  ahora se dedica esencialmente  al doblaje.
R.- Sí, así es; un arte, quizá menor, de la interpretación, no exento desde luego de  valor interpretativo, en el que han trabajado grandes actores de la escena  española, y al que yo considero, sin restar por esto validez a la V. O., un instrumento de la cultura, porque ha conseguido y sigue consiguiendo que mucha gente pueda acceder a través del cine y de la televisión a realidades y conocimientos que sin “esta traducción “ se perderían.

P.- ¿En qué trabajos de doblaje ha participado?
R.- Después de 25 años ejerciendo de actor de doblaje son muchos sin duda,  y no sólo en cine o televisión; también he puesto voz a documentales  y videojuegos, como  Assassins  creed  unity, uno de los últimos, en el que he doblado al Marqués de Sade. Me gusta mucho doblar animación; hay una serie inglesa  paras niños que se llama El pequeño reino de Ben y Holly, que es deliciosa, donde aparecen hadas, gnomos  y dragones pequeñitos y por supuesto princesitas, que se emite actualmente, en la que doblo al Rey. En cuanto al cine un personaje al que acudo mucho cuando me hacen esta pregunta es,  en la serie de Harry Potter, a Arthur Weasley, el padre del pelirrojo Ron, amigo de Harry.

P.-  Y al escribir SICILIA ¿qué ha pretendido?
R.- Además de seguir vinculado, como he dicho antes, al mundo del teatro, en el que por cierto me inicié, tuve esa gran suerte, en el colegio, representando a autores como Arniches , Sofocles, Dürrematt, Valle Inclán y muchos otros,  he pretendido divertirme y sobre todo divertir a todos aquellos que lean la obra o que acudan a verla cuando se estrene y represente.

P.- Para acabar ¿de que trata Sicilia?
R.-  Es una comedia, escrita en verso, en la que he emulado el lenguaje del teatro español del S. XVIII, y para  la que he tomado como punto de partida y pretexto al escribirla, el conocido relato de Hans Cristian Andersen, El Rey desnudo.  Al igual que en éste, en SICILIA  un rey loco, obcecado por la ropa, es fácil presa de un farsante que se hace pasar por sastre, y que se sirve del miedo y del conformismo de cuántos rodean a aquél, para someterlo al más ingenioso de los engaños; el ardid, un maravilloso traje que tiene la cualidad de ser visible sólo para aquellos que son dignos de su cargo y dignos deservir al Rey; traje que todos dicen ver y admirar para no caer en desgracia ante éste y para no aparecer  como necios ante los demás y que en realidad nadie,  ni el propio Rey, el menos digno de sí mismo, ve, porque lo cierto es que tal traje no existe. En definitiva, Sicilia nos habla de manera jocosa e irreverente, pues la finalidad es ridiculizar y reírse de todos cuántos  participan en el engaño, de una sociedad hipócrita y cobarde que mira para otro lado, contemporiza, guarda silencio, pasa por allí, se esconde, no quiere saber nada, 0 colabora  decididamente en la farsa. Un comportamiento social, también hoy, me temo.
Todo sobre el libro en http://www.edicionesirreverentes.com/teatro/Sicilia.html