13 ago. 2014

Todos somos belgas, de Miriam Segura

Todos somos belgas es una sátira coral sobre la institución de la enseñanza, reflejada en los profesores del colegio Eddy Merckx y en sus dudosos, aunque cómicos, métodos¿Qué conoce el común de los mortales sobre Bélgica, además de la cerveza y el chocolate? Los protagonistas son profesores normales, gente correcta capaz de comer yogures y de entonar con orgullo y como si las sintieran frases del himno belga como "¡El cañón ha abatido al Orange, bajo el árbol de la libertad!" o "Ahogó en sangre patriota al Orange, bajo el árbol de la libertad." Hermandad ante todo.
Cuando vengan los belgas al colegio, habrá que demostrar el suficiente amor a la patria de los propietarios del centro. Y en todo caso, sea la belga o sea otra bandera, no es aconsejable limpiarse con una bandera, porque hay gente muy susceptible.
Todo tiene una finalidad en este peculiar colegio, que los alumnos sean fuertes. Esperemos que sobrevivan a la experiencia.

Miriam Segura
(Burgos, 1987)
Diplomada en la Escuela Municipal de Teatro de Burgos. Colabora en revistas literarias independientes de su ciudad natal con poemas y relatos (2005-2007). Se traslada por un año a Madrid donde escribe varias obras de micro teatro para espacio abierto (A propósito, 12 minutos de confusión, …) llevadas a cabo por compañías amateurs. Ha publicado el poemario La marca del pago bajo el seudónimo de "Adalis". Actualmente reside en Zaragoza, desde donde ha escrito obras teatrales como Todos somos belgas y El almacén, entre otras.




8 euros- 76 páginas  ISBN: 978-84-16107-00-1