13 ago. 2009

Dígaselo con valium, de Alonso de Santos

Un hombre triunfador y una mujer insatisfecha, de alto nivel social, verán rota su monotonía por la aparición de dos mujeres disparatadas y peculiares que han escapado de la cárcel. Víctimas de la violencia doméstica, decidieron esta vez ser los verdugos. A partir de este incidente se desencadena una espiral que pondrá al descubierto muchos falsos componentes de la personalidad socialmente correcta.
Alonso de Santos hace una propuesta de una gran comicidad, que provoca la sonrisa continua; enlaza equívocos hasta el límite, acumula intrigas, roza el sentimentalismo sin dejarse arrastrar por él y funde el disparate cómico conel humor más sutil. Y omnipresente, el Valium, el diazepam, ese derivado benzodiacepínico que actúa sobre el sistema nervioso central, de alto potencial ansiolítico, sin el cual mucha gente no podría soportar esta realidad programada, disfrazada de modernidad, diseño y metacrilato.
José Luis Alonso de Santos ha triunfado con obras como El Romano, (Ediciones Irreverentes), La estanquera de Vallecas, El álbum familiar, Bajarse al moro, ¡Viva el Duque, nuestro dueño!, La sombra del Tenorio, y Pares y Nines. Su extraordinaria versión de Yo, Claudio le ha significado un éxito de gran magnitud. Alonso de Santos ha sido galardonado, entre otros, con el Premio Nacional de Teatro, el Mayte, el Tirso de Molina, el Rojas Zorrilla, el Aguilar y el Max de teatro.